Burguesía y proletariado.

Al ser estudiante de primer semestre de Economía, sé que muchos de los términos que Marx utiliza en sus escritos no serán de fácil comprensión; pero mientras que ayer analizaba la estructura de su texto: “Burguesía y proletariado” en el Manifiesto del partido comunista escrito junto a Engels, hay ciertos puntos que llamaron mi atención. No pienso hacer un resumen completo del capítulo (puesto que no es tan largo y dicho resumen ya lo entregué como trabajo escolar), solo destacaré los puntos anteriormente mencionados:

  • El uso de la palabra beligerente.

Citando al mismo Marx, el texto dice: “…lucha que terminó siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases beligerentes.” Según la RAE, beligerante significa combativo. Entonces, ¿qué nos quiere decir con ésto? ¿Que sin importar las condiciones sociales, históricas o económicas de la clase en pugna, ésta terminaría siendo hundida por los opresores? ¿Qué clase de esperanza (o advertencia) le da a la población en general siendo éste un texto meramente político? ¿De qué sirve levantarse contra la injusticia si seremos oprimidos igualmente? La esperanza es poca; al inicio de la frase lo dice, sí: una revolución. Pero el hecho de ganar es como una utopía en rebuscadas palabras.

  • Comercialización del sentimentalismo.

Oh, burgueses, déjenme presentarles a alguien muy importante: Karma, ésta es la burguesía. Burguesía, karma. Mientras que en un principio los mismos burgueses habían decidido que el sentimentalismo era algo externo a la comercialización y la producción en masa, por lo que no tenía cabida en la vida de su capital humano; más adelante, irónicamente, eso era a lo que apelaban para detener la inminente lucha revolucionaria que se daría entre las masas aglomeradas. Moraleja: nunca hagas pragmática a tu población si no podrás con ella después.

  • ¡Igualdad de género!

Tal vez no es las mejores condiciones, pero durante el mandato burgués, los hombres y las mujeres eran lo mismo: personas que vendían su fuerza de trabajo. Nada de “tú no porque eres mujer”, “tú no porque eres una inútil”. Nope. Finalmente hubo un balance en las fuerzas productivas si el ámbito que tocamos es el género. Insisto: no fue en las mejores condiciones, pero con las revoluciones intelectuales que se darían más adelante, éste factor se asentaría mejor. Aun así, no puedo evitar pensar que el génesis de la liberación femenina fue aquí: donde se dieron cuenta que valían lo mismo que un hombre si hacían lo mismo que él.

  • Burgueses proletarios.

Irónicamente, en el transcurso del tiempo, cuando los proletarios comenzaron a unirse en grupos más grandes que realmente tenían una oportunidad de combate contra sus opresores, hubo más de un burgués que se cambió de bando. Y como Marx menciona en un fragmento del primer capítulo: fueron éstos burgueses transitorios los que comprendieron mejor el movimiento obrero. No sé si esté en lo correcto, pero me hace pensar que ésta gente fue la que escribió los datos históricos y la perspectiva “desde adentro” para que las futuras generaciones comprendiéramos ambas posturas.

En fin. Ésto es lo que pasa cuando no alcanza el tiempo en clase para que yo dé todos mis puntos de vista. Por su atención, gracias.

Anuncios

Un comentario en “Burguesía y proletariado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s